¿CONOCES LA IMPORTANCIA DE LA CREATIVIDAD EN LOS NIÑOS?

La creatividad nos permite crear e inventar cosas nuevas a partir de lo que ya se encuentra presente en nuestras vidas. Ser creativo se convierte en una de las capacidades más importantes y necesarias del ser humano. Nos aporta soluciones e ideas que permiten adaptarnos a un entorno en continuo cambio, mejorando también las relaciones sociales, gracias al empleo de nuevos hábitos de comunicación.

Los niños consiguen integrar la fantasía de manera natural en su día a día. Su mente tiene menos restricciones y les dota de libertad. Para ellos, una manzana puede ser cuadrada y de color rosa, cuando para los adultos es algo inviable, nos sentiríamos ridículos casi con sólo pensarlo. Debemos apoyar algo tan magnífico, que les permite plantearse hechos y proponer otras perspectivas. ¿Por qué es tan importante permitirles pensar diferente? ¿Cómo debemos potenciar esta creatividad?

Los especialistas recomiendan fomentar la creatividad de los menores porque permite aumentar la autoestima y la consciencia de uno mismo, es decir, los niños se sienten más seguros para expresar sus sentimientos y emociones. También fomenta la socialización en los menores, pues al ser niños expresivos y no esconder sus sentimientos, tienen mayor capacidad para conocer los de los demás y ser más receptivos.

La creatividad permite a los niños unir imaginación y realidad, buscar soluciones y crear micro mundos llenos de posibilidades. Por ello, crear un entorno donde el niño pueda desarrollar su creatividad, es responsabilidad de todo aquel que le rodea, ayudándole a:

  • Construir su autoestima.
  • Aumentar de la consciencia de sí mismo.
  • Desarrollar la comunicació
  • Favorecer su socializació
  • Fomentar la integridad.
  • Gestionar sus emociones.

Cada niño desarrolla su creatividad de manera diferente, teniendo los padres un papel muy importante en esto. Deben actuar como observadores y facilitadores de herramientas, pero sin “cortarles las alas”. Al igual que los adultos, los niños también se equivocan, lo que les hace reflexionar acerca de otras formas de afrontar situaciones y problemas. Si el niño se siente permanentemente corregido, coartado o criticado nacerá en él el miedo a expresarse, a intentar algo nuevo, y a confiar en sí mismo.

Para concluir podemos decir que se debe fomentar la creación de espacios y momentos donde el niño pueda imaginar, soñar, crear y explorar. Dejémosles experimentar e investigar, permitiéndoles expresarse y desarrollar su pensamiento abstracto. Todo ello será una base para posteriormente ser capaces de resolver problemas complejos, abordándolos desde diversas perspectivas. Los niños tendrán una alta autoestima y confianza que les ayudará en su vida para afrontarla con creatividad.

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.”

-Pablo Picasso-

Leave a comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar